Visita nuestro archivo

SANTIAGO, 11 oct (El Mercurio) — El excéntrico y mediático fundador de Alibaba, Jack Ma, ha sido uno de los pocos empresarios en China que se han pronunciado abiertamente respecto de la guerra comercial que su país protagoniza contra EE.UU., la misma que le ha generado una reducción en el ritmo de crecimiento de las grandes riquezas del país.
Y es que ayer, quien logró recuperar su puesto como el hombre más rico del gigante asiático luego de cuatro años relegado a lugares secundarios dentro del podio de las grandes fortunas de su país -con un patrimonio estimado de US$39 mil millones- afirmó en una conferencia de prensa que será la parte norteamericana la que sufrirá más a raíz de la disputa comercial, la que de todas maneras terminará importando a todo el resto de las naciones del globo.
Ante esta tensión, Ma agregó que si bien el conflicto puede extenderse por mucho tiempo más, según su opinión, aún existen esperanzas de resolver las diferencias en el corto plazo, en caso de resultar exitosos los acercamientos entre Washington y Beijing para llegar a un acuerdo.
El multimillonario cree que aunque hay esperanzas de llegar a un consenso, el conflicto comercial puede extenderse por mucho tiempo.