Visita nuestro archivo

SANTIAGO, 30 nov (El Mercurio) — Falabella Retail, compañía controlada por las familias Solari, Del Río y Cúneo, echó a andar su nuevo centro de distribución, el que requirió de una inversión de más de US$ 100 millones. El complejo logístico está ubicado en la comuna de San Bernardo, la misma en la que se construye el proyecto de Walmart Chile, El Peñón, centro de distribución que implica una inversión por US$ 180 millones, y que ha generado una fuerte oposición de la alcaldesa Nora Cuevas (UDI).

El establecimiento de Falabella cuenta con 47 mil metros cuadrados construidos, pero tiene la posibilidad de ampliarse, por estar situado en un terreno de 135 mil m {+2} . Él recinto permitirá a la firma procesar, de forma más rápida, la distribución de los productos adquiridos vía online por sus clientes. Así, en un entorno amenazante para el retail , marcado por la futura llegada de Amazon al país, este centro constituye la piedra angular de la compañía en su estrategia para abordar el negocio de ventas por internet.

Carlos Heller, presidente de Falabella Retail, destacó que el centro “nos permitirá fortalecer nuestras capacidades competitivas y seguir robusteciendo nuestro ecosistema físico y digital para optimizar el servicio a nuestros clientes”. Agregó que de esta forma podrán “responder a los desafíos que nos presenta el rápido crecimiento del comercio electrónico en la región y, a la vez, colaborar con el progreso del país mediante la inversión, innovación y generación de nuevos empleos”.

Las autoridades invitadas a la inauguración destacaron que la operación de la planta generará 1.500 empleos directos e indirectos. Entre los asistentes estuvieron el Presidente de la República, Sebastián Piñera; el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, y el titular de Economía, José Ramón Valente.

El Presidente Piñera subrayó que los puestos de trabajo que activará el centro de Falabella son “buenos empleos, con contrato, con estabilidad, con seguridad social y todo aquello que es tan importante para la calidad de vida de nuestros trabajadores, sumando tecnología de punta”.

Del total de empleos, 900 se hicieron efectivos este año, de forma directa e indirecta, y en la firma aseguraron que esperan sumar a 550 empleados más en 2019. Si bien el centro de distribución es automatizado prácticamente en un 100% (cuenta con 264 robots que almacenan y extraen los productos para descargarlos en zonas en los que se categorizan), este requiere de operarios que monitoreen los procesos, además de administrativos, transportistas, personal de seguridad, mantención, jardinería, prevención de riesgos, enfermería y empleados para el casino del lugar.

Gonzalo Somoza, gerente corporativo de Falabella Retail, destacó que esta inversión les permitirá optimizar su capacidad y velocidad para procesar órdenes de los clientes, reduciendo los tiempos de respuesta. Agregó que esto impactará positivamente la cadena logística y de distribución de la firma, al favorecer el crecimiento futuro de esta y de sus plataformas de e-commerce . La compañía contará con 140 camiones de distribución diarios que llevarán los productos a los hogares de los clientes sin paradas intermedias, permitiendo una mayor velocidad y precisión en las entregas.

Carlo Solari, presidente de Falabella, afirmó que “este centro de distribución se va a ocupar en Falabella y en Linio, lo que va a dar la oportunidad a muchos proveedores (…) de tener sus inventarios acá y así nosotros poder distribuirlos por ellos”.