Visita nuestro archivo

(Bloomberg) — Un reciente informe divulgado por el Banco Mundial establece que si bien los avances tecnológicos en automatización eliminarán muchos empleos de baja calificación, también están creando oportunidades para empleos más productivos y creativos.

Según la economista jefa de la entidad, con sede en Washington, Pinelopi Koujianou Goldberg, pese a que las predicciones sombrías comunes indican que los humanos serán reemplazados por máquinas, el aumento de la automatización ha tenido hasta ahora un impacto insignificante en los puestos de trabajo a escala mundial.

De acuerdo con el documento, si bien las economías avanzadas han eliminado empleos industriales en las últimas dos décadas, el incremento del mismo sector en el este de Asia ha compensado con creces la pérdida.

En su informe, el Banco Mundial pone de relieve que la naturaleza del trabajo en el futuro evolucionará. Si bien los avances tecnológicos en automatización están comenzando a manejar miles de tareas cotidianas y eliminarán muchos empleos de baja calificación en economías avanzadas y países en desarrollo, también está creando oportunidades para empleos diferentes, más productivos y más creativos.

En el futuro, es más probable que los trabajadores tengan muchos empleos en el transcurso de sus carreras, en gran parte debido al aumento de la economía de los trabajos independientes, en lugar de mantener una labor con el mismo empleador durante décadas, según el Banco Mundial.

Por otro lado, las diferentes habilidades serán cada vez más importantes, indica el informe. En lugar de habilidades menos avanzadas que pueden ser reemplazadas por la tecnología, los empleadores buscarán cada vez más contratar personas con habilidades cognitivas avanzadas, como resolución de problemas complejos, trabajo en equipo, razonamiento y comunicación.

Para facilitar esa transición, los gobiernos deben garantizar un nivel mínimo universal de protección social, dijo el Banco Mundial. Una opción podría ser ofrecer un seguro independiente del empleo, ya que probablemente los futuros trabajadores pasarán de un trabajo a otro.

Un área importante de preocupación para el Banco Mundial es el impacto que tendrán los cambios tecnológicos en algunos países en desarrollo, como en África; ya que en el pasado, estas regiones podían confiar en el crecimiento de sus economías aprovechando los bajos salarios locales y abriéndose al comercio exterior. Sin embargo, los salarios son menos relevantes si las máquinas reemplazan a más personas, lo que podría obstaculizar los esfuerzos de los países para ponerse al día, puntualizó Koujianou Goldberg.

Para descargar el informe completo en inglés o chino haga click aquí

Para acceder a la introducción en español haga click aquí